Entertainment

Ligue 1: Zidane: “¿El PSG? Nunca digas nunca… Como entrenador, hay dos o tres posibilidades”


Zinedine Zidane cumple 50 años. El francés, protagonista en un reportaje de L’Equipe por este motivo, salta al campo y también se sienta en el banquillo. Para recordar su gloriosa época como futbolista y también la leyenda que forjó en el Real Madrid como jugador y luego entrenador.

Zizou se sincera y deja claro que su prioridad es dirigir algún día a la selección francesa, con la que quiere cerrar un círculo. Pero no descarta nada. “¿Entrenar al PSG? Nunca digas nunca“, dice el técnico, que sigue pensando como lo que es.

Entrenar al PSG

“Nunca digas nunca. Especialmente cuando hoy se es entrenador. Cuando era jugador podía elegir e ir a casi todos los clubes. Como entrenador, no hay cincuenta clubes a los que pueda ir. Hay dos o tres posibilidades. Si vuelvo a un club es para ganar. Lo digo con toda modestia. Por eso no puedo ir a cualquier parte”.

Si vuelvo a un club es para ganar. Lo digo con toda modestia. Por eso no puedo ir a cualquier parte

“¿Quieres ir a Manchester? Entiendo inglés, pero no lo domino completamente. Sé que hay entrenadores que van a los clubes sin hablar el idioma, pero yo trabajo de otra manera. Para ganar entran en juego muchos elementos, es un contexto global. Sé lo que necesito para ganar”.

El grito de la gente a Zidane en su regreso a Marsella: “¡No vayas al PSG!”

El futuro

“Todavía quiero continuar entrenando. Y después, ¿por qué no estar en un proyecto en el que yo mismo sea el líder?”.

La selección

“Claro que quiero. Espero serlo algún día. ¿Cuándo? No depende de mí. Pero quiero cerrar el círculo, no he terminado con la selección francesa. Es lo más bonito que hay, lo sería todo para mí”.

Espero ser algún día seleccionador, quiero cerrar el círculo, no he terminado con Francia

Las tres Champions seguidas

“Ganar la Champions nunca es suerte. Es trabajo, y más si la ganas tres veces seguidas. Trabajé como un loco. Mis jugadores creyeron en mí y yo creía en ellos. Cuando gano, no me sorprendo porque lo di todo”.

La mejor final

“La que ganamos a la Juventus, fue la más completa en juego. Además, era la Juve, con la que nunca había ganado una Champions como jugador”.

Las charlas al descanso en las finales

“Cuando regresas al vestuario, dejas a los jugadores solos. Necesitan recuperarse. Hablar durante quince minutos no sirve de nada. Los mensajes no se transmiten o no se transmiten bien”.

El doblete de 2017 con el Madrid

“Es fantástico ganar la Champions, pero lo más duro y bonito después de toda una temporada es ganar la Liga. La Champions League es prestigiosa, muchos prefieren ganarla, pero la dificultad de La Liga… Premia el día a día, cada partido, cada entrenamiento. Ganar los dos títulos ese año fue algo enorme”.

Ganar la Champions es trabajo, y más si la ganas tres veces seguidas. Trabajé como un loco

Tratar a las estrellas

“Ayudo haber vivido lo que están viviendo ellos, pero sobre todo, no debes querer ser más que ellos. No debes cabrearlos. Yo en eso no tengo ego. He vivido situaciones con muchos entrenadores o jugadores que querían ser más que los demás”.

Zidane y el Madrid, hoy

“Voy al Bernabéu siempre que puedo, tengo un palco. Mis hijos y amigos también lo disfrutan. Estuve en el Stade de France viendo la final contra el Liverpool”.

Benzema

“Karim es como el hermano pequeño que nunca tuve. Nos enviamos mensajes. No me sorprende lo que está haciendo. Sabía que era capaz de eso, ha estado muy bien siempre en el Madrid. Es simplemente excepcional. ¿Si ganará este año el Balón de Oro? No solo lo digo yo, lo dice el mundo entero”.

Ganar el Balón de Oro

“Cuando lo gané en 1998 con 26 años tras ganar el Mundial yo era el mejor jugador del mundo y es hermoso. De todos modos, después de la Copa del Mundo estoy catastrófico. Incluso mis amigos me decían que era mi primo el que había vuelto a la Juventus. Cuando ganas un Mundial, tiendes a relajarte y realmente lo hice. Y volver es duro, cuesta. 1998 fue mi año que creo que mi mejor temporada fue la 1999/2000, no sólo para mí, para la selección francesa”.

Fichar por el Madrid

“Yo acababa de cumplir 29, pero me faltaba eso: el Real Madrid. Lo necesitaba para impulsar mi carrera, necesitaba ese nuevo desafío. Lo tenía en la cabeza y también Florentino”.

La servilleta

“Estábamos en una mesa grande en Mónaco en una cena de gala y allí me entregó un mensaje en el que ponía “¿Quieres venir?”. Y yo le respondí en una servilleta de papel: “Yes”. Todavía me pregunto por qué le respondí en inglés”.

El 5 en el Madrid, un número muy especial

“En Madrid, Florentino me dice que el único que está libre es el 5 y yo le respondo que no hay problema. Ese número me dio mucho. Luego, estuve cinco años en la Juve, cinco en el Real. Hay cosas increíbles con ese número en mi vida. Participé en cinco Champions ganadas por el Madrid. Cuando voy a un hotel, si estoy en el quinto piso, gano. Hay cosas especiales”.

El gol de La Novena

“El más bonito, no sé, aunque puede ser. Uno de los más importantes, sí. Necesitaba ganar mi primera Champions y ser decisivo con el Madrid en una gran final. Parte de un centro de Roberto Carlos que era malo pero al llegar, se vuelve magnífico. Luego, mi gesto ocurre una vez en la vida. Traté de repetirlo en algunos anuncios, pero nunca salió bien. Nunca lo hice así”.

Zinedine Zidane: Leverkusen-Real Madrid (01-02)

Su retirada y el Mundial 2006

“Me lesioné contra España marcando el gol. Tenía un bulto en el muslo y casi nadie lo sabía. Hago exámenes médicos y me dicen que no juego contra Brasil… Y yo les digo que de ninguna manera… Los médicos hicieron todo lo posible y jugué. Cada partido podría ser el último y quería disfrutar cada segundo”.

El cabezazo a Materazzi: la final y el final

“No fue nuestro mejor partido, sobre todo mío, pero bueno, es así. Pasó lo que pasó. Ese día, mi madre estaba muy cansada. Hablaba con mi hermana por teléfono varias veces al día. Sabía que mi madre no estaba bien, pero tampoco era muy grave, pero estaba preocupado. Materazzi decía que no habló de mi madre, y es verdad. Pero insultó a mi hermana, que estaba con mi mamá en ese momento… Otras veces te insultan y no pasa nada, pero ese día estaba más frágil y pasó lo que pasó. Tuvo que aceptarlo, no estoy orgulloso, pero es parte de mi viaje, esta es mi carrera, la historia de mi vida. Por eso digo que la selección de Francia no está acabada. De alguna manera, no quiero terminar así. No ha terminado”.

Materazzi confiesa lo que le dijo a Zidane para desatar el cabezazo

Su vida con 50 años

“La vida continúa. Todavía soy un niño grande en mi cabeza. Quiero disfrutar de todo y amo mi vida. Soy alguien atípico, hago lo que siento cuando lo siento. Si escuchas demasiado, si te dicen demasiadas cosas a tu alrededor, estás pensando y existe la posibilidad de que la cagues. Hago todo con el corazón y va bien”.

“Para mí es muy importante mi bienestar y me cuido. Me gusta salir a caminar y juego al pádel regularmente. Todo es parte de mi vida. Mi esposa es la misma, vivimos las cosas de la misma manera…”





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published.